RECORDAR 30 AÑOS PARA VIVIR 65 MINUTOS

País: Argentina

De Marina Otero

  •  
  • Funciones: Miércoles 4 de marzo a las 20.30 horas / Jueves 5 de marzo a las 20.30 horas

    Lugar: Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú

    Duración del espectáculo: 90 minutos

    Público recomendado: mayores de 14 años. Contiene desnudos

  •  
  • Sinopsis: Recordar para vivir es un proyecto de Marina Otero basado en construir una obra inacabable. Una obra en permanente cambio, como la vida. Una vida vivida como el work-in-progress de una obra que la justifica. A medida que la intérprete va creciendo, la obra se transforma en diferentes bocetos-obras.

     

    “Ya pasaron diez años y esta obra no me suelta: de pensarla, de ensayarla, de actuarla. Hecha de retazos de mi vida, partes de otra obra vieja, de amores pasados y de cosas que ya maté, es siempre un boceto más de esa otra obra incompleta e interminable que solo acabará cuando me muera. Es así: abro las puertas para mostrar los documentos archivados, los secretos traspapelados, las fotos robadas y mis primeros 30 años reconstruidos. Cada vez que la haga será la primera y la última vez”. (Marina Otero)

     

[Idea, dramaturgia, dirección general y performance] Marina Otero

[Puesta en escena y codirección] Juan Pablo Gómez

[Asistente de dirección] Lucrecia Pierpaoli

[Ambientador visual en vivo] Gastón Exequiel Sánchez

[Cámara en vivo] Lucio Bazzalo

[Arte de documentos recopilados] María Laura Valentini

[Diseño de luces] Matías Sendón

[Colaboración coreográfica] Marina Quesada

[Colaboración en selección de vestuario] Franco La Pietra

[Producción] Laura Sol Zaslavsky

[Acompañamiento y distribución] Leila Barenboim

 

La obra se ha presentado en Festival Santiago a Mil 2016, Santiago, Chile; Singapore International Festival of Arts 2016, Singapur; MESS Festival 2017, Sarajevo, Bosnia & Herzegovina; Festival de Danza Contemporánea 2016 Buenos Aires, Argentina. Por esta obra, la creadora obtiene la beca Watch and Talk del Theatre Spektakel 2016, Zúrich. La obra mereció el premio a Mejor Dirección en Danza en Bienal de Arte Joven 2015, Buenos Aires, Argentina.

Marina Otero mezcla las distintas disciplinas de su indómita vocación (teatro-danza-performance) y arma un unipersonal donde desnudarse ella misma, con videos caseros, fotos robadas, proyecciones en vivo, acciones con el público y suicidios ajenos.

 

Más cerca de la autoficción que del biodrama, Recordar 30 años para vivir 65 minutos es una performance donde la identidad entre autor, narrador y protagonista se convierte no en un acto narcisista sino en un sacrificio ofrecido al espectador. Ella se retrata en el momento final de una larga serie de fracasos artísticos, para exorcizar la orfandad existencial.

Marina Otero

 

Performer, directora escénica, autora y docente. Crea el proyecto Recordar para Vivir, basado en construir una obra inacabable sobre su propia vida. Algunos de sus espectáculos y performances –como Recordar 30 años para vivir 65 minutos, 200 golpes de jamón serrano, Nomofobia y Moneyfest– han sido presentados en Festival Santiago a Mil (Chile); Singapore International Festival of Arts (Singapur); Bosnia & Herzegovina Mess Festival (Sarajevo); FIBA (Buenos Aires); Bienal de Performance (Buenos Aires); y en la Bienal de Arte Joven (Buenos Aires), en la que obtiene el premio a la mejor dirección en danza y una beca para el programa Watch and Talk en el Theatre Spektakel (Zúrich). Ha trabajado como performer con Pablo Rotemberg y Emilio García Wehbi, entre otros.

“Propuesta inclasificable, de energías cambiantes, de momentos de un cuidado visual extremo. Un zurcido caótico, iluminador, volado, reiterativo, asombroso, tierno, hipnótico en su arte y bello en su artesanato, en su manera de desnudar su vida, de desnudar los artilugios escénicos, de desnudarse ella misma. Marina Otero, una artista de enorme talento.” (Alejandro Cruz – Diario La Nación, Argentina)

 

“Un experimento escénico que da cuenta del trabajo de toda una vida. Marina da cuenta de sí misma. Y lo hace desde un cuerpo potente y político que entrega entero para iluminar.” (Laura Rosso – Diario Página 12, Argentina)

 

Recordar 30 años para vivir 65 minutos es un espectáculo brillante que no resiste clasificaciones. Se vuelve una clase magistral sobre cómo hacer, de la observación y exhibición de la propia vida, una obra de arte. El anti Gran Hermano.” (Analía Melgar – Diario Perfil, Argentina)

 

“Además de ser la propuesta más extendida de la cartelera local, es la comedia humana de estos tiempos de individuos indivisos. Uno de esos saltos al vacío que se parecen a la tan temida vida misma.” (Hernán Firpo – Diario Clarín, Argentina)

 

 

X